Evaluación psicológica

 

Una evaluación psicológica consta de las siguientes etapas:

  • una entrevista clínica;
  • la aplicación de  pruebas psicológicas;
  • el análisis de los resultados a nivel cualitativo y cuantitativo;
  • el dictamen del análisis que comprende los aspectos desprendidos así como su ponderación con los elementos clínicos pertinentes en el marco del examen;
  • la conclusión y su comunicación a la persona examinada;
  • elaboración del Informe Psicológico (reporte por escrito) cuando sea necesario.